Van 4 casos de estudiantes secuestrados y asesinados a sangre fría en CDMX

La Ciudad de México pasó de ser un lugar seguro a un infierno en el que la gente vive con terror a encontrarse de frente con la violencia que azota las calles.

Entre una gran lista de delitos los secuestros y homicidios tomaron gran relevancia en la capital, por desgracia uno de los blancos más vulnerables son los jóvenes estudiantes.

Personas, en ocasiones mayores de edad, que aún cuentan con el apoyo económico de sus padres pero, independencia social.

«Depender económicamente de alguien estable como un adulto y tener la independencia de salir a cualquier sitio sólo los convierte en un blanco de los criminales», aseguró a El Big Data el psicólogo, Uriel Campos.

Y para muestra… cuatro, penosos, casos en los que el futuro de México se ha manchado de sangre y luto.

Norberto Ronquillo

Tal vez el caso más mediático es el deNorberto Ronquillo un joven, de 22 años, a quien secuestraron el pasado 4 de junio al salir de las instalaciones de la Universidad del Pedregal, sitio en el que estudiaba .

Mientras viajaba en su automóvil, sujetos (hasta la redacción de esta nota se desconoce el número de criminales) lo secuestraron y pidieron un rescate de 500 mil pesos a los familiares.

Y a pesar de que, según reportes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), esa misma noche torturaron y asfixiaron a Norberto, los asesinos cobraron el rescate.

De acuerdo con los familiares, los plagiarios aseguraron que encontrarían a Ronquillo 15 metros adelante del lugar de entrega; por más de cinco horas esperaron al universitario a punto de graduarse pero nunca apareció.

Siete días después autoridades encontraron el cadáver del joven; abandonado, escondido entre cobijas y con olor a putrefacción.

-Angel ‘N’-

El 29 de noviembre de 2018 , vecinos hallaron el cuerpo de un niño de 12 años, vestido con el uniforme de la secundaría donde acudía, en la alcaldía de Xochimilco, Ciudad de México. Durante el mes de octubre el pequeño permaneció secuestrado.

Y como en la historia de Norberto Ronquillo, los familiares de Ángel ‘N’ pagaron rescate por él. Aunque, un mes después hallaron el cadáver del menor de edad en un paraje solitario de San Lorenzo Atemoaya, Xochimilco.

A principios de octubre reportaron su desaparición, aunque en pocas horas se enteraron que se trataba de un secuestro.

De acuerdo con el informe policíaco, tras salir de la secundaría número 36 lo privaron de su libertad. El adolescente llevaba un pantalón a cuadros y un suéter verde con el escudo del colegio estampado.

Los padres de Ángel, son una familia que se dedica a comercializar dulces típicos en la demarcación, por lo que a lo largo de ese mes, los padres entregaron diferentes pagosa los asesinos, pero el niño jamás regresó a casa.

-Miranda Mendoza-

La última semana de agosto del 2018, la PGJencontró el cuerpo calcinado de una joven en la carretera Chalco-Cuautla. Una semana después confirmaron que se trataba de Miranda Mendoza, una estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH Oriente).

A la alumna, habitante del municipio de Los Reyes, La Paz, Estado de México, la raptaron tras salir de la escuela. Tras su desaparición sus padres recibieron una llamada en la que les exigían 5 millones de pesos para que la entregaran con vida.

Sin embargo los padres no contaban con el dinero para pagar el rescate. Aquella primera llamada también fue la última, nadie más se comunicó con ellos para pedirles el dinero o bien renegociar una ampliación de plazo.

El cadáver de Miranda apareció en el poblado de Cocotitlán, luego de que los habitantes denunciaron la presencia de un cuerpo femenino desnudo y quemado.

En un primer momento la Policía Federalreportó que la víctima podría tratarse de unamujer de 35 años. No obstante tras una petición de los padres de la chica, el cuerpo fue sometido a un análisis más detallado, en el que descubrieron que se trataba de ella.

-Jenifer Sánchez-

Ocho meses después del primer secuestro en CCH Oriente desapareció la estudianteJenifer Sánchez Domínguez de apenas 16 años, a quien reportaron como desaparecida desde el 20 de marzo.

De acuerdo con el boletín de Alerta Amberfechado el 21 de marzo, Jenifer Sánchez fue vista por última vez a las 9:00 horas en la avenida Canal de San Juan, colonia Tepalcates, alcaldía Iztapalapa.

Para el 4 de abril, autoridades del Estado de México la encontraron sin vida. Aunque nunca se confirmó el secuestro, a Sánchez Domínguez la desaparecieron en las mismas inmediaciones que a Miranda.

Como una medida para cuidar a los estudiantes la jefa de Gobierno creoSenderos Seguros, dejando en el olvido a las escuelas privadas

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.