NI UN REPORTERO MÁS DESAPARECIDO O ASESINADO

Se pronuncian reporteros chiapanecos ante violencia contra la prensa en el país

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS.-Luego de los sucesos del plagio de un periodista en Veracruz, reporteros chiapanecos realizaron un pronunciamiento en el cual marcaron postura por los hechos violentos que vive en la prensa en el país .

Aquí el texto que leyó el periodista, Sergio Melgar Recinos, director del Código Rojo.

Ni un reportero más desaparecido o asesinado

Los reporteros que día a día ejercemos nuestra actividad, ya sea en un medio impreso, electrónico o digital, siempre que salimos de casa a trabajar, queremos regresar sanos y salvos.

Los reporteros tenemos el derecho de publicar, siempre que haya fuente y sustento, denuncias y críticas a los servidores públicos que no estén actuando por el bien común.

Los reporteros necesitamos caminar libremente y dar a conocer las irregularidades, pero también necesitamos la protección y el apoyo no sólo de la sociedad, sino del mismo gremio periodístico. Que prevalezca la generosidad y no la mezquindad.

A los reporteros nos urge capacitarnos para saber qué hacer ante un levantón, un plagio o un atentado de uno de nuestro mismo gremio periodístico. Eso nos sucedió ayer con los colegas de Veracruz.

Qué bueno que el compañero Marcos Miranda Cogco (Marmiko) regresó con vida a su casa, reconocemos la priorización que el gobernador Cuitláhuac García le dio al caso al hacer un operativo que finalmente tuvo éxito. Creo que no hubiese aguantado otro periodista muerto más en Veracruz.

Desafortunadamente, los reporteros estamos solos, solos, solos, somos el gremio más desprotegido y dividido. Tenemos que activar mecanismos de protocolo de seguridad para cuidarnos unos a otros, para pedir auxilio a la autoridad correspondiente ante un plagio o un atentado y actuar antes de las 48 horas, que son vitales para rescatar a algún compa con vida.

Somos la voz de diferentes sectores de la sociedad y al atentar contra uno de nosotros, atentan contra la democracia de este país, atentan contra la libertad de expresión,uno de los derechos plasmados en la Constitución.

Por eso, agradecemos que Marmiko haya regresado con vida, producto de la presión social. Pero tenemos la esperanza de que este plagio que sufrió Marcos no le suceda no sólo a nadie más del gremio, sino a ningún mexicano.

Basta de inseguridad, de delincuencia organizada. Basta de acallar voces críticas, basta de esta descomposición social.

Apoyémonos unos a otros, vamos a convertirnos en un gremio unido, aunque haya diferentes organizaciones y grupos, tenemos que ser una sola voz para reaccionar en casos como el de Marcos.

Ni uno más.

Justicia para Norma Sarabia, justicia para Mario Leonel Gómez, justicia para los 14 colegas asesinados en este sexenio.
*Texto leído hoy en el Parque de La Libertad.

Fuente: Código Veracruz

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.