Novatada extrema: alumna es obligada a gritar hasta sangrar

Cristina, originaria de la Sierra Madre de Chiapas, se vio obligada a desertar de sus aspiraciones como alumna de nuevo ingreso en la Escuela Normal Rural Mactumatzá.

La joven sufrió una ‘novatada’, en la que la obligaron a realizar trabajos forzados, sin comer y sin tomar agua.

La gota que derramó el vaso fue cuando su garganta sufrió un sangrado por el ensayo de tres horas consecutivas de gritos de consignas contra el “mal gobierno”.

La alumna, quien en su desesperación llamó a sus padres y luego a su tío de nombre Roger, explicó que todos los alumnos tenían una hora para el aseo personal, y por lo tanto tenían que distribuirse el tiempo.

Tres horas de trabajos de cultivos, tres horas de audiovisual en donde solo ensayaban consignas contra el Gobierno, tres horas de danza, un rato para el comedor donde solo ingerían arroz.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.