Siguen sin aparecer los dos vecinos de la colonia Trópico de la Rivera

Este sábado se cumplieron dos semanas de la desaparición forzada en contra de los dos vecinos de la colonia Trópico de la Rivera; Agustín Javier Ronzón González de 30 años y su amigo Josimar Ríos López de 29, sin que las autoridades den algún indicio del paradero de sus cuerpos o de los responsables.
Como se informó en su momento, los dos desaparecidos, habrían sido levantados por elementos una patrulla de la Fuerza Civil y entregados a un grupo criminal.
Días después, en las redes sociales, se difundió un vídeo en donde los dos amigos de infancia fueron decapitados.
Una semana después, la señora Verónica, madre de Agustín Javier, en rueda de prensa aclaró que su hijo no era dueño del bar Caballo Blanco, que fue incendiado tres días después de que fueron levantados.
La angustiada madre acusó a una periodista de dar esa noticia falsa, pues reiteró que su hijo se dedicaba a otra actividad comercial en el puerto de Veracruz.
Pidió, exigió a las autoridades que búsqueda a si hijo y le entreguen el cuerpo, pero hasta hoy no ha tenido respuesta.
Mientras que en el tema del etentado contra el Centro Nocturno El Caballo Blanco, han sido puras pifias, dicen que fue Ricardo Romero Villegas apodado La Loka, luego que Yunes en su afán de desetabilizar la ya accidentada administración de Cuitláhuac y ahora es fácil señalar al menor de 15 años.
De ese tamaño de investigadores son las autoridades actuales, lo que si es real, es que en ambos casos no hay un sólo detenido, ni definida alguna línea de investigación, sólo palos de ciego.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.