Ilegal, posible llegada de Delia González al ORFIS

Tal como en su momento se señaló la ilegalidad de la reelección de Lorenzo Portilla en el Orfis, ahora se presenta otro caso fuera de norma en el proceso de designación del Auditor General.

Se trata de Delia González Cobos, actual Procuradora Fiscal de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a quien últimamente se ha mencionado como la “candidata oficial” de Palacio de Gobierno, quien no cumple el requisito de permanencia en el estado para ser elegible.

Lo anterior debido a que el gobernador, Cuitláhuac García estaría empeñado en que el nuevo titular del organismo sea mujer, cumpla o no cumpla los requisitos establecidos por la Ley de Veracruz o la misma convocatoria.

Delia González Cobos es Licenciada y Maestra en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha laborado como jurídica del Servicio de Administración Tributaria (SAT), y como directora de legislación en la Procuraduría Fiscal de la Federación.

En lo político está relacionada con el PRD y MORENA.

Con el partido del sol azteca, González Cobos fue asesora de la Asamblea Legislativa en el antiguo Distrito Federal y representante de MORENA en los procesos electorales federales y locales de 2015, 2016 y 2018 ante el INE y el OPLE, y de sus candidatos en los tribunales electorales.

Dado estos antecedentes, al haber sido asesora de la Cámara de Diputados durante 2016, González Cobos incumpliría automáticamente con la cláusula que exige “contar al momento de su designación con una experiencia de, al menos, cinco años en materia de control, auditoría financiera y de responsabilidades”.

Otro asunto, por demás relevante, es el hecho que al no ser veracruzana de nacimiento, la actual Procuradora Fiscal de la Sefiplan tendría que demostrar que tiene vecindad mínima de cinco años en el estado, lo que no parece comprobable, ya que presuntamente apareció en Veracruz en los procesos electorales de 2015, hace apenas cuatro años. Pero también la continuidad temporal se habría interrumpido con su citada labor como asesora de diputados en la Ciudad de México en el año de 2016.

Debido a ello, su permanencia en Veracruz no suma los cinco años de residencia requeridas por la Ley para hacer válida su designación.

Por ello, la Comisión de Vigilancia del Congreso veracruzano ya estudia la posibilidad de aplicarle el “gracias por participar nosotros le hablamos en siete años”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.