Pemex prevé cerrar el año con más de un millón 800 mil barriles

Con la inversión adicional que el Gobierno ha destinado a Petróleos Mexicanos (Pemex), se logró detener la caída en la producción de petróleo y revertirla hasta alcanzar este mes un millón 715 mil barriles diarios en promedio, por lo que se estima cerrar el año en un millón 833 mil barriles.

“El pronóstico es un incremento, hasta llegar a diciembre con un promedio estimado de un millón 778 mil barriles diarios. Estamos previendo que para finales de diciembre, los últimos días, estemos por arriba de un millón 800 mil barriles y con esa producción iniciar el próximo año”, detalló el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que el año pasado la pérdida por día era de 200 mil barriles, porque en la pasada administración “no les interesaba producir petróleo en beneficio de Pemex, solo buscaban exprimirlo mediante contratos sin beneficios para la cuenta pública”.

Por su parte, Octavio Romero detalló que en noviembre de 2018, la producción era de un millón 700 mil barriles diarios, y en enero cayó a un millón 626 mil barriles, pero de febrero hasta la fecha se detuvo la caída y comenzó un incremento hasta llegar a ayer con una producción de un millón 715 mil barriles.

Dijo que se estima que la producción vaya al alza conforme se vaya dando la apertura de pozos, que comenzarán esta misma semana con el de Xikin 22, en octubre con Cibix 1, en noviembre se incorporarán tres más y en diciembre cinco serán para exploración y ocho estarán en desarrollo, con lo que se busca cerrar el año con una producción de un millón 833 mil barriles.

Oropeza también adelantó que en octubre se dará una baja en la producción, por obras de mantenimiento que suspenderán la producción en un primer momento 7.5 días, lo que afectará la producción de 661 mil barriles de aceite y 1.5 días más que impactará en 356 mil barriles de aceite menos.

En tanto, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, destacó que con la inversión de 12 mil 500 millones de pesos para equipo y refacciones en las refinerías, pasaron de producir de un 38 por ciento de su capacidad, al 52 por ciento.

Dijo que sobre todo la refinería de Tula estaba en “una situación muy crítica”, y ahora tiene la capacidad de que “si por ejemplo la refinería de Salamanca entra en un proceso de mantenimiento de una torre, Tula pueda sustituir esa producción y así no baje el promedio que traemos”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.