IMSS salva a paciente que sufría un soplo ‘que se le quitaría con el tiempo’

Para salvar la vida de un paciente de 32 años que sufría una rara cardiopatía congénita conocida como anomalía de Ebstein, en menos de 24 horas, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizaron tres procedimientos de alta especialidad:  una cirugía, una terapia innovadora y un tratamiento de hemodiálisis.

Luego de nacer con un soplo en el corazón, que los médicos le dijeron que con el tiempo se quitaría,  Arturo Pineda empezó con dificultades para realizar sus actividades hasta que fue canalizado al Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, donde la jefa del Servicio de Cardiopatías Congénitas, Lucelli Yáñez Gutiérrez, detectó que padecía  una anomalía de la válvula tricúspide en un grado severo, la cual provocaba que su corazón no funcionara correctamente, deteriorándose con rapidez.

Indicó que tras una operación innovadora y  exitosa para resolver la anomalía en el corazón de Arturo, en el periodo de recuperación postquirúrgico, tuvo complicaciones en riñón e hígado que comprometían la función de estos órganos y la vida, por lo que fue necesario realizar un segundo procedimiento.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.